1

Your cart is empty.

Descubre el pasado mesoamericano/ Discover Ancient Mesoamerica

12 Jan '15

Acerca de la manera y formas como contaban el tiempo los mayas

Posted by FCAS .

                                                                                                                                                           

                                                                                                                                                       Autor: Peter Biró

Cuando Paul Kirchhoff (1943) formuló su idea sobre Mesoamérica, incluyó en su lista de rasgos característicos de esta área cultural el calendario. Aunque la lista se debate hasta el presente, el calendario de los pueblos prehispánicos no entró en discusión ni objeción y ha sido aceptado por la comunidad académica. 

Un calendario es la organización del tiempo que determina ciertos periodos y se puede basar en fenómenos astronómicos como el movimiento de la Luna, el Sol, Venus, o la combinación de éstos. Implica, además, conocimientos sobre matemáticas, así como un periodo de observación con objetos simples o más complejos. 

Los mayas prehispánicos fueron un pueblo cuya obsesión por la cuenta del tiempo los convirtió en la civilización que con mayor y mejor precisión determinó los fenómenos astronómicos; incluso calcularon eclipses que las sociedades del siglo XXI no observaremos. Por ejemplo, fijaron con precisión absoluta los hechos en el tiempo de tal manera que no eran suficientes los ciclos que se repetían cada 52 tunes (años); es por ello que desarrollaron la cuenta larga del tiempo. Este sistema es como nuestro calendario gregoriano, con la diferencia de que el nuestro va por series de diez años (lustro, década, siglo y milenio) y la cuenta larga va en series de veinte años (uinales, tunes, katunes y baktunes). El katún era usado para registrar hechos históricos importantes y para profetizar el futuro distante.

En Mesoamérica, hacia la llegada de los europeos, cada grupo étnico o lingüístico utilizó su propio sistema de calendario que se remontaba hasta tiempos antiguos.[i] Los investigadores sobre Mesoamérica no concuerdan en la época y el lugar donde se inventó el primer calendario, si tenían un origen común o si se inventaron en varios lugares y en diferentes periodos. Los calendarios (hay evidencia alrededor de sesenta de ellos) comparten varios elementos en cuanto a su estructura y funcionamiento. Todos se basan en la cuenta de días y usan un sistema vigesimal (el sistema europeo es decimal), además de combinar ciclos de varios periodos.[ii] 

Estos calendarios se componen de dos ciclos, uno de 260 días y otro de 365 días. El calendario de 260 días usa la combinación de veinte nombres de días (veintena) y números del 1 al 13 (trecena). Esta combinación da como resultado 260 días (20x13), cuando la misma se repite en número y día (figura 1). El calendario de 260 días fue utilizado por los pueblos de Mesoamérica sin excepción y su origen se debate en la actualidad entre los investigadores; se supone un origen basado en el ciclo solar, lunar o de Venus, o como un ciclo sustentado en el periodo agrícola. Tampoco se conoce su procedencia; para algunos investigadores surge en el altiplano de Chiapas o en el área olmeca. Entre los mexicas este calendario se llamó tonalpohualli (‘cuenta de días’), mientras que entre los mayas del periodo Clásico no se conoce su nombre; de hecho, el nombre tzolk’in es una invención moderna, sin embargo, en lengua k’iche se sabe que el nombre fue chol k’ij, es decir, ‘cuenta de días’. 

En nuestro sistema decimal, las posiciones de izquierda a derecha aumentan el valor de diez en diez; en el sistema maya vigesimal, los valores aumentan de veinte en veinte pero en sentido ascendente. Por ejemplo, si escribimos 1,712 en el sistema decimal significa que hay dos unidades, una decena, siete centenas y un millar, cuenta lógica que realizamos automáticamente; en el sistema vigesimal, el primer nivel marca unidades, el nivel superior indica veintenas, el siguiente nivel ascendente indica 400, el siguiente 8,000 y así sucesivamente, siempre multiplicando por 20, de tal modo que si quisiéramos escribir el mismo 1,712 se haría de la siguiente manera: en el nivel inferior dos barras y dos puntos (12x1=12), en el nivel siguiente hacia arriba, una barra (5x20=100) y, en el tercer nivel, cuatro puntos (4x400=1600), de tal modo que 12+100+1,600=1,712. 

Durante el periodo Clásico, los nombres de los días de este calendario se escribieron con logogramas (signos sin indicación fonética) dentro de una forma circular que se llama tradicionalmente cartucho. Sin una sustitución fonética es difícil averiguar cómo se pronunciaron los nombres en este periodo; sin embargo, se cuenta con el análisis comparativo de los nombres de los calendarios del Posclásico y de la época colonial, tanto entre grupos étnicos mayas como en otras culturas mesoamericanas. Abajo se enumeran los nombres en ch’ol, tzeltal colonial y yucateco colonial. En muchos casos, los glifos de los nombres de los días se usaron fuera del contexto calendárico, lo que también ayuda en la reconstrucción; la cuarta columna refiere los nombres que se utilizaron durante el Clásico:

[i] Edmondson, 1988.

[ii] Rice, 2007.

Imix                          Imix                         Mox                               Ha '

Ik                              Yoh,                        yigh Ik                          'tinta'

Votan                        Votan                      Ak'b'al                          Ak'b'al '

Canan                      Chanan                    K'an                            ?

Chacchan                Abagh                     Chikchan                     Chij chan

Tox                          Tox, tog                   Kimi                             Cham

Cuc                          Moxic                      Manik '                         Chij

Lambat                     Lambat                    Lamat                          ? 

Mulu'                        Mulu                         Muluk                           ?

Oc '                           Ebab, elah             Ok                               Ok

Batz '                         Batz                      Chuwen                        ?

Eb '                             Enoh, ENOB        Eb'                                Ej

Bin                              Been                    B'en                              ?

Ix                                Ix                          Hix                                Hix

Men                            Tziquiin                 Men                             Men

Chibin                          Chabin                  Kib '                             ?

Cabnal                        Chix, chige            Kab'an                         Kab '

Shaab                         Chinax                   Etz'nab '                         ?

Chac                          Cabogh                  Kawak                        Chahuk?

Ahau                          Aghual                    Ajaw                            Ajaw

Otro ciclo importante del calendario mesoamericano fue el periodo de 365 días, compuesto por 18 meses de 20 días, más un periodo de 5 días que se consideraba extremadamente peligroso y nefasto. Como en el caso del calendario de 260 días, su origen es motivo de una discusión intensa, sin llegar a un consenso. Entre los mexicas se llamó metzlipohualli, mientras que los yucatecos de la época colonial lo llamaron jaab’; hay evidencias de que este calendario se llamó ha’b’ durante el Clásico. El nombre de los meses o un periodo de veinte días en yucateco colonial fue winal, mientras que en el periodo Clásico fue winik (aunque, según una dialectología reciente, winal se usó en la parte occidental de las Tierras Bajas mayas). Los nombres de los meses se conocen porque se escribieron con signos silábicos, por ello es posible reconstruirlos. En la siguiente tabla (figura 2) se enlistan los nombres yucatecos de la época colonial y en seguida los de la época Clásica.

                                        Poop K'an jalaw, jalawb'u

                                        Wo 'Ik'atan          

                                        Sip Chakatan

                                        Sot'z Suut'z

                                        Sek Kase'w, kuse'w 

                                        Xul Tz'ikiin

                                        Yaxk'in Ya'xkín

                                        Mol Mol

                                        Sihon'm Ch'een Ik '

                                        Yaax Ya'x siho'm

                                        Sak Saak siho'm

                                        Mak Mahk

                                        K'ank'in Uniiw

                                        Mawuan Mawaahn

                                        Paax Paaxil

                                        K'ayab K'anasiiy

                                        Kumk'u B'ix ohl

                                        Wayeb 'Uway ha'b'

         

 

Con base en lo anterior, al combinar los dos ciclos, tzolk’in y ha’b’, obtenemos un periodo de 18,890 días, o sea, 52 años. Una fecha así normalmente se expresa por cuatro elementos, por ejemplo: 4 ajaw 8 kumk’u, donde el 4 ajaw refiere al calendario de 260 días (tzolk’in), mientras 8 kumk’u es del calendario de 365 días (ha’b’). Sin embargo, puede ocurrir que las fechas no se repitan dentro del ciclo de 52 años pero sí en un periodo más largo, y esto genera problemas dentro de una cronología absoluta –situación frecuente en los documentos del Altiplano Central–. 

El ciclo mayor del calendario maya es la cuenta larga, que se basa en varios periodos de días, a saber: b’aktun (144,000 días), k’atun (7,200 días), tun (360 días), winal (20 días) y k’in (1 día), aunque hay evidencia de hasta 24 periodos más largos (figura 3). Estos periodos se llamaron así en yucateco colonial, pues fueron nombrados de manera diferente durante el Clásico: pik, winikha’b’, ha’b’, winik y k’in. Aunque no se conoce el nombre de la cuenta larga en ninguna lengua, con seguridad incluyó la palabra ha’b’, como lo muestran los ejemplos del glifo de la serie inicial en los monumentos mayas del periodo Clásico. 

La creación del mundo para los mayas del Clásico sucedió en la fecha 13.0.0.0.0, 4 ajaw 8 kumk’u, es decir, el 13 de agosto de 3114 a. C.; sin embargo, esta fecha particular es solamente una dentro de un ciclo mayor que comienza con 1.0.0.0.0. Para los mayas, la siguiente cuenta larga –13.0.0.0.0 (21 de diciembre de 2012 d. C.)– no significaba el fin del mundo o el apocalipsis, sino la continuación del ciclo; después irían el 14, 15, 16, 17, 18 y 19. Tras ello, el b’aktun se vuelve 0 y comienza 1 piktun, o un ciclo nuevo mayor.[i] Los mayas de este periodo narraron varios eventos de su pasado, incluso anteriores a la creación, o sea, antes de año 3114 a. C., así como eventos futuros, como la segunda entronización de K’ihnich Janaab’nal Pakal de Palenque que ocurrirá en el año 4772 d. C., exactamente en 1.0.0.0.0.0, o cuando el calendario vuelva a 1 piktun. La cuenta larga va de la siguiente manera:

 

[i] Stuart, 2011.

                                                                      1.0.0.0.0

                                                                      2.0.0.0.0

                                                                      3.0.0.0.0

                                                                      4.0.0.0.0

                                                                      5.0.0.0.0

                                                                      6.0.0.0.0

                                                                      7.0.0.0.0

                                                                      8.0.0.0.0

                                                                      9.0.0.0.0

                                                                    10.0.0.0.0

                                                                    11.0.0.0.0

                                                                    12.0.0.0.0

                                                                    13.0.0.0.0 13 de agosto de 3114 aC

                                                                      1.0.0.0.0

                                                                      2.0.0.0.0

                                                                      3.0.0.0.0

                                                                      4.0.0.0.0

                                                                      5.0.0.0.0

                                                                      6.0.0.0.0

                                                                      7.0.0.0.0

                                                                      8.0.0.0.0

                                                                      9.0.0.0.0

                                                                    10.0.0.0.0

                                                                    11.0.0.0.0

                                                                    12.0.0.0.0

                                                                    13.0.0.0.0 21 diciembre 2012 dC

                                                                      1.0.0.0.0

                                                                      2.0.0.0.0

                                                                      3.0.0.0.0

                                                                      4.0.0.0.0

                                                                      5.0.0.0.0

                                                                      6.0.0.0.0

                                                                      7.0.0.0.0

                                                                      8.0.0.0.0

                                                                      9.0.0.0.0

                                                                    10.0.0.0.0

                                                                    11.0.0.0.0

                                                                    12.0.0.0.0

                                                                    13.0.0.0.0 13 de octubre de 4772 dC

De la combinación de estos tres ciclos (de 260 días, de 365 días y la cuenta larga) resultó un calendario exacto que podría indicar cualquier evento dentro de un periodo de 5,400 años o mayor a éste. Los mayas del Clásico usaron al menos dos ciclos más, el lunar y el de 819 días, que adjuntaron a las fechas conmemoradas en sus monumentos. Como un fenómeno mesoamericano, la cuenta larga también fue utilizada por la cultura epi-olmeca –los habitantes de los actuales estados de Veracruz y Tabasco– desde el primer siglo antes de Cristo hasta el siglo VI de nuestra era; sin embargo, ellos adjuntaron el ciclo de Venus, en vez de la Luna.

Figura 3. Una cuenta larga maya del Templo de la Cruz, Palenque, con serie lunar, el ciclo del Nueve Señores del Día y el ciclo de 819 días. Dibujo de Linda Schele. 

Un fenómeno del calendario maya (y de Mesoamérica) fue la falta de ajuste entre el año solar y sus propios calendarios, de tal manera que cada 1,508 días al calendario le falta un día (31 días por cada 128 años). Cuando los españoles llegaron a Mesoamérica, el calendario maya tenía un desfase de 4-5 meses en relación con el calendario gregoriano, que era similar al del periodo Clásico. Esto significa que para los mayas el proceso agrícola ya no coincidió con el calendario de 365 días. Por esta razón, aunque el año nuevo en el calendario maya empezó en el winal (mes) pop (o winik k’anjalawb’u), durante siglos y hasta milenios ya no coincidía con nuestro mes de enero, así que la fecha de 1 de enero de 2010, por ejemplo, en el calendario maya es 12.19.16.17.15, 11 men 13 k’ank’in, es decir, hay un desfase de casi cuatro meses con relación al mes maya pop

Es imposible presentar en este breve ensayo todo sobre el calendario maya de la época Clásica; sin embargo, es interesante concluir con el texto de la Estela J de Copán, Honduras, donde se numeran los nombres de cada ha’b’ dentro de un periodo de 20 años o un winikha’b’ (figura 4). Los mayas del Clásico y Posclásico celebraban cada veinte años con rituales y erigieron piedras o estelas para conmemorar el transcurso del tiempo. Durante el Posclásico y la época colonial, los yucatecos llamaron la historia como u kahlay k’atuno’b, o sea, ‘la memoria de los k’atunes’. En el Clásico se erigieron estelas, a veces en cada cinco, diez y quince años, así que los epigrafistas conocen muy bien el nombre de estos periodos como naah ho’tuun (‘primer cinco piedras’), tahn lam (‘la disminución en el medio’) y wi’l ho’tuun (‘último cinco piedras’); sin embargo, la Estela J de Copán contiene la única inscripción donde se enlistan los nombres de los años desde el 1 al 16, como lo muestra el siguiente texto de esa parte del monumento:

0-he-na-0-WINIK-HAB'-6-WINIKHAB'-TZUTZ-la-ja-u-10-PIK-ti-7-A-JAW-18-CHAK-AT

1-HAB'-i-yu-wa-e-pi

2-HAB 'i-yu-wa-CHAM-xa-Tzi-ku

3-HAB'-i-yu-wa-la YAX - ?? - PIK

4-HAB'-pu-ku-xa CHAK

5-HAB 'i-yu-wa-la-u-ho'-TUN-ni

6-HAB'-i-yu-wa-la-WINIK PIK- ??

7-HAB'-i-yu-wa-la CHAM-xa-yu - ?? - N / a

8-HAB 'i-yu-wa-la-YAX-Tzi-ja-ya ?? - TE'-NAL

9-HAB '?? - Ja AJAN-na

10-HAB 'i-yu-wa-la-TAN-LAM

11-HAB'-i-yu-wa-la sa-ka-xa-TE'-PIK

12-HAB'-ja-ya-ja SAK-KA'-HA '

13-HAB 'i-yu-wa-la-ma-ka-xa u-wa-WAY-ya

14-HAB 'i-yu-wa-la-ja-la WINIK?

15-HAB 'i-yu-wa-la-wi-5-TUN-ni

16-HAB'-i-yu-wa-la CHAM-xa-cho-b'a-ka

mih mih he'n winik laju'n ha'b 'wak winikha'b' tzutzlaj u laju'n pik ti huk ajaw waxaklaju'n Chakat

ju'n ha'b 'iyuwa [l] epi

'Ha'b' cha iyuwa [l] cham [a] x tzi'k

hux ha'b 'iyuwal Yax ?? pik

puku'x chaa [h] k chan ha'b '

ho 'ha'b' iyuwal u ho'tuun

wak ha'b 'iyuwal winik pik ??

huk ha'b 'iyuwal cham [a] x yu - ?? - Vn

waxak ha'b 'iyuwal Ya'x tzijay ?? te 'nal

b'alu'n ha'b '?? - Vj ajan

laju'n ha'b 'iyuwal ta [h] n lam

b'uluch ha'b 'iyuwal sakax te' pik

lajcha 'ha'b' jayaj sak ka ['a'] ha '

huxlaju'n ha'b 'iyuwal Makax uway

chanlajun ha'b 'iyuwal jal winik

ho'laju'n ha'b 'iyuwal wi [' l] tuun ho '

waklaju'n ha'b 'iyuwal cham [a] x cho [j] b'ak

 

0 k'in 0 winik 10 hab ' 6 winikhab ' termino el el 10 o pik es 7 ajaw 18 Chakat

1 ha'b ' y luego Arribo en el fin

2 ha'b ' y luego se recibio el ??

3 ha'b ' y entonces y hacha ?? pik

4 ha'b ' se envasó c haahk

5 ha'b ' y ENTONCES el 5 o piedra

6 ha'b ' y ENTONCES 20 pik ??

7 ha'b ' y luego se tomo su ??

8 ha'b ' y luego Ya'x tzijay ? ?? te 'nal

9 ha'b ' ?? ONU enero

10 ha'b ' y luego La Media-disminución

11 'ha'b y luego se busco? el te 'pik

12 ha'b ' le extendió SAAK ka'a 'ha'

13 ha'b ' portal y luego Sí Cerro Do

14 ha'b ' y ENTONCES tejió el winik

15 ha'b ' y ENTONCES El último 5 o piedra

16 ha'b ' y luego se tomo la mandíbula

Figura 4. Estela J de Copán con la Lista de los Nombres del ha'b ' de la ONU winikha'b ' . Dibujo de Linda Schele (Schele, Colecciones de dibujos , FAMSI).

[1] Stuart, 2011.